11 4394 1900 info@tcplatense.com.ar

Así fue Gregorio Aranes en el sexto capítulo del año que el TC Platense desarrolló en La Plata.

El piloto quilmeño resultó amo y señor en la última reunión puntuable que la categoría disputó en el trazado de largo sin chicana, imponiendo condiciones en cada salida pista con el Ford Fairlane alistado por el ATR Racing y motorizado por Emiliano Bertazzo, para prenderse definitivamente en la lucha por el campeonato.

Aranes dominó los dos entrenamientos, la clasificación, la serie más rápida y la final, en la que no pasó sobresaltos para alcanzar su segundo éxito de la temporada.

“El fairlane funcionó muy bien todo el fin de semana, en cada tanda que salíamos a pista era para hacer el uno y en la clasificación se me soltó la columna de dirección pero así y todo pudimos hacer la pole por muy poquito.

En la serie funcionó como me gusta a mí el auto, la hice bien rápida demostrando con una vuelta de 1m39s8 la contundencia del auto. En la final hicimos 4 vueltas rápidas y después se me rompió un amortiguador lo cual hizo que se me complicara hacer el curvon, por eso se me acercaba Marce Neira, pero descubrí que yo funcionaba mejor que él en dos curvas y hacía diferencia para entrar a la recta un poco más cómodo hasta que llegamos a la curva de 90°, él se tira por fuera y frena por desgracia para él sobre líquidos u/o aceite y hace un trompo. De ahí en adelante fui más tranquilo hasta la bandera a cuadros, saliendo un fin de semana impecable.

Agradezco a la categoría, al gran ATR Racing, Napano por el ‘cañón’ que me entregó y a los sponsors: Q.10, Plegaria, Diesel Messina, neumáticos Gardenal, M&O y a todos los que colaboran en el auto” concluyó.

Nelson Fotografías