11 4394 1900 info@tcplatense.com.ar

Luego de muchos años de trabajo y con varios sinsabores, el “Pata” Martins tuvo su merecida recompensa y logró la tan ansiada corona del TC Platense.

Persevera y triunfarás dice un refrán popular y así ocurrió con Martín Martins en esta temporada del TC Platense. Luego de varios años de batallar incansablemente y tras tres subcampeonatos, el 2019 lo encontró con una gran regularidad y así logró alcanzar la tan esperada corona sobre el Chevrolet alistado por El Pato Competición.

“Las sensaciones son hermosas. Es un sueño hecho realidad y algo que vamos a recordar toda la vida.
Fue un año bárbaro. Lo arrancamos muy bien, la primera carrera vimos que teníamos potencial y si bien no la pudimos ganar faltó poco, pero ya en la segunda cuando conseguimos la victoria fue que dijimos de correr con la tranquilidad de ir por puntos en lo que quedaba del año y así fue. Tuvimos un año regular, siempre sumando bien hasta llegar a la definición final, que la vivimos con muchos nervios, teníamos algunos puntos de diferencia que nos daban tranquilidad pero sabíamos que no estaba todo dicho y teníamos que llegar a la bandera a cuadros, finalmente lo conseguimos y logramos el título” comenzó diciendo Martín que añadió: “Me sentí campeón cuando vi la bandera a cuadros. En ese momento es donde se te cruza todo el esfuerzo, las personas que te acompañaron, muchas cosas lindas, fue una alegría muy grande por mí y por todos los chicos que han aportado para lograr esto.

Con Mariano y los chicos después de la victoria pensamos cada carrera, cuando arriesgar, dónde y si era necesario siempre en función del campeonato, las cosas se fueron dando y de mitad de campeonato en adelante lo decíamos, este año no se nos tiene que escapar.

Salimos campeones porque siempre fuimos regulares, nunca arriesgamos más de lo necesario, el equipo siempre trabajo con responsabilidad para que el auto funcione de la mejor manera y también fue un año donde la suerte también estuvo de nuestro lado”.
En cuanto a sus mejores carreras del año, el “Pata” dijo: “Fueron dos. La primera por lo entretenida y peleada con Marcelo Neira y Máximo Ciatti hasta la última vuelta y la última, por cómo se dio, como maneje el auto, cuidando de no exigir frenos, caja, motor, manteniendo el ritmo de carrera para poder llegar al título, por lo que creo que las claves fueron el trabajo en equipo y la regularidad del auto.

Agradecido a Mariano Lucano y todo el Pato Competición, a Vane mi señora y mis hijos que me hacen el aguante y apoyan en cada carrera, a mis viejos, mi papá que además me sorprendió con esa corona de laureles que me entregó en el podio, mis hermanos, familia, Carlitos, Jorge y Marcelo que no se perdieron ni una carrera, a toda la gente de El Pato que nos acompañó siempre, Martín Salas que trabajó todo el año con los amortiguadores para que el auto tenga el rendimiento logrado, a mis sponsors: Airmetal, Corralón El Cóndor, Rosinella, Panadería La Primera, Seguros Marinoni, El Pato Repuestos, Flores Javi, Lubricantes Del Sur, Salvatierra Construcciones, SEFA Aceros, Pinturería Bodegas Hnos, a todos los que son parte del TC Platense ya que creo que fue un año excelente para la categoría y un saludo especial para Dani Sacchi” dijo el flamante campeón.