11 4394 1900 info@tcplatense.com.ar
Nito Arcara se volvió con algo de bronca en la última fecha del TC Platense y ya trabaja junto al Gifford Racing Car para ir por la recuperación en la próxima cita.

El 6° capítulo no lo trató nada bien a Nito, que tras sendos toques en la serie y la final, y algún inconveniente en los frenos se vio perjudicado, quedando relegado en el clasificador sin poder aprovechar al máximo el potencial de su Ford.
Por tal motivo es que rápidamente se desarmó el auto y comenzaron los trabajos tanto en el chasis como en el motor, de cara a la próxima cita que será el 29 y 30 de mayo, en La Plata y con la modalidad de grilla invertida.
“Habíamos comenzado bien el fin de semana en los entrenamientos dentro de los 7 primeros, pero decidimos cambiar las pastillas de frenos para la clasificación y ahí comenzaron los problemas. No pudimos cerrar una buena vuelta y en la serie un toque me dejó retrasado.
Para la final volvimos a cambiar las pastillas de frenos pero sufrimos con los discos, ya que otro auto del equipo también tuvo el mismo problema. En la final venía remontando hasta que un toque me retrasó, aunque igualmente pudimos terminar entre los 10.
Me volví con bronca porque podría haber estado más adelante, la categoría está muy competitiva y no te perdonan nada. Más allá de eso tuvimos una alegría muy grande con el regreso de Walter, todo el equipo estuvo muy feliz por eso y ya estamos trabajando para ir por la revancha en la próxima.
Agradezco a Gaby, Pachu, Ema, Sergio, Juan, Cardi, hicimos un buen equipo entre todos y estamos muy contentos de compartir el fin de semana, disfrutando y agradecer a todos los sponsors que nos permiten estar en la pista: Sinteplast, Colorshop, Mid Extrusora y Artes Rotas” declaró.